Artículos Cuentos 

El sujeto de cabello largo

Me diste un beso cuando notaste que me corté el cabello, ya fastidiada de enredar nuestras cabezas al levantarse. Es que nunca te lo dicho… Siempre me habías pedido cortarme el pelo, solo que no sabía cuándo decir basta a las ganas de buscarme en tus sueños. Tuve que entender tras varios años de compartir cama que la fe en lo nuestro tiene su origen en la incertidumbre de saber si me amas, incluso después de la vigilia cuando cerrábamos los ojos agotados de amor. Admito no haber visto más…

Leer más
Artículos Cuentos 

El viejo surfer

Ya era tarde en la playa La Pampilla cuando un viejo de mierda me lanceó una ola. Ya estaba pensando en cómo insultarlo, algo que no haga referencia a su madre porque de seguro ya esta muerta, pero alguien me detuvo y me invitó a salir del mar. No entendí la lógica y estaba tan fastidiado que lo dejé pasar. Salgo a la orilla y veo que el viejo en cuestión seguía con lo suyo. Tomaba todas las olas así interrumpa al resto, pero nadie parecía decirle algo. A mí…

Leer más
Artículos Cuentos 

El beso

Un día te quise besar y no se pudo por razones increíbles. La boca se me hacía pesada y los labios se me fruncían por si solos, porque mi cerebro no entendía cómo es que ya abordadas el taxi sin haberte besado. Estuve así por una semana, besaba a cuanta amiga con confianza tenía pero nada podía hacer escapar de mi boca ese beso que te tenía preparado. Ya harto de tener boquita de pez por más días, besé una hoja de papel imaginando que eras tú para luego atarla…

Leer más
Artículos Cuentos 

El lúgubre

Nací el día en el que Dios estuvo triste. Una mañana en la que pocas cosas importantes importaron incluso para mis padres. Me dijeron que me amaron hasta la edad en la que no aturdes tu vida con traumas y amé como nunca lo he hecho porque nunca aprendí a amar. Y reniego cada dos por tres y me río cada uno por cuatro y lloro cada cinco por siempre. Que espero morir sin ser feliz de algún accidente. Que espero vivir sin un dios que me juzgue porque soy…

Leer más
Artículos Cuentos 

Dos ancianos duermen juntos

Mis abuelos se vieron por última vez la noche del pasado viernes. Él tenía 76 y ella 74. Eran como las once y media de la noche cuando ambos decidieron matarse. Él fue quien trituró las pastillas para disolverlas en té mientras ella se ponía la pijama luego de verse con sus amigas en el bingo. Unos diez minutos después se echaron sobre la cama para decirse adiós tras el buenas noches. Él siempre a la pared y ella hacia el borde. Bebieron el té hasta el fondo. Nunca dejaron…

Leer más
Artículos Cuentos 

Dos hombres feos

Eran dos hombres feos, tan buenos amigos como horribles para el espejo. Cursaban las 14 primaveras que sabían a inviernos, ya que ninguna mujer pudo calentar lo que guardaban en el pantalón. Expertos en teoría sexual y cero en las clases prácticas. Está demás decir que nunca besaron a nadie. Practicaban con sus manos, con los dedos como si fuesen los labios de alguien más. Hasta que hubo el día en el que notaron que faltaban pocas semanas para que cumplieran los 15 años; una tragedia en un país donde…

Leer más
Artículos Cuentos 

Buenas noches, abuelito

Una noche escuché a mi abuelo hablar de su querido pueblo donde trabajó de doctor. Eran como las once de la noche y él estaba sentado en el sofá de siempre junto a la mesita de noche, donde estaban sus pastillas y lentes. Mi abuelo solía divagar, aunque gozaba de excelente salud. Me acerqué a su dormitorio para darle las buenas noches y apagarle la luz, pero él empezó a hablar antes de que llegara a la puerta. Nadie lo tomaba en cuenta, pero esa noche en particular decidí darle una…

Leer más
Artículos Cuentos 

Lo que nadie se imagina 49

Hace unos días el hombre más feliz del mundo se suicidó. A nadie en la cuadra parecía importarle. Los muertos van y vienen, y mientras más seamos en esta ciudad, la muerte es tan solo una cifra en los archiveros. No se hacen sentir… No tienen esa mística de tocar a la gente por simplemente dejar de respirar. Morirse es como hacer algo sin hacer y eso es hermoso… Pero suicidarse, ya eso es otro cantar… El hombre más feliz del mundo vivía a unas cuadras de mi casa. Recuerdo…

Leer más
Artículos Cuentos 

Lo que nadie se imagina 48

Corte. Fuera del aire. El presidente de la República se saca el micrófono de la solapa. Mira a todos los presentes y nota la incertidumbre. «¿Qué será ahora de la democracia?», dicen los rostros de quienes guardan silencio ante el gobernador. Aleja la mesa, se pone de pie y se abre la corbata. Respira aliviado como si hubiesen nuevos vientos para el destino de la patria. El silencio parece eterno. «¿No irán por una cervecita?» Todos se echan a reír y no dan crédito de lo sucedido. Después de casi…

Leer más
Artículos Cuentos 

Lo que nadie se imagina 47

El talento artístico, por muy bueno que sea, tiene un límite… y es cuando el dolor de cabeza hace de tu día una buena mierda. Esto lo supe bien cuando, una tarde de mayo, se subió al bus una joven cantante, una artista callejera, que aprovechaba su hermosa voz para ganarse el pan del día. Lo curioso es que la conocía de vista, porque en varias otras oportunidades se ha subido al mismo bus que me lleva al trabajo. Digamos que tiene su ruta de «trabajo» se cruza con mi…

Leer más