fbpx
Sentir mariposas en el estómagoArtículos 

La explicación científica al “sentir mariposas en el estómago”

“Sentir mariposas en el estómago” es una frase cursi. La utilizamos cuando conocemos a alguien especial o en momentos importantes. La sensación es como un aleteo dentro de la panza, como si algo se estuviese regurgitando en medio la tripa.

Pero como en ‘No hablemos de cosas tristes’ me encanta romperme la cabeza asesinando ilusiones, veamos el fundamento científico de la sensación “sentir mariposas en el estómago”. Siento que al saberlo, por fin podremos dejarnos de tonteras románticas y saber exactamente qué sucede en nuestro organismo, esa extraña respuesta que algunos llaman amor.

Sistemas simpático y parasimpático

La sensación de mariposas en la panza tiene que ver con el sistema nervioso autónomo, responsable de las tareas a las que no debemos hacer funcionar voluntariamente. Uno no tiene que activar la sudoración, por ejemplo, sino que esta ocurre automáticamente cuando hacemos ejercicios.

Dentro de este sistema, existen dos subcategorías: el parasimpático y el simpático. El primero está encargado en la producción y el restablecimiento de la energía corporal cuando estamos relajados. El simpático, por su parte, es capaz de activar los músculos lisos, el músculo cardíaco y las glándulas de todo el organismo en situaciones extremas.

“Sentir mariposas en el estómago” bajo la lupa

Hasta aquí ya debes tenerla clara. La sensación de mariposas en el estómago es una respuesta involuntaria en momentos de tensión o de peligro.

Lo que sucede exactamente es que la sangre del intestino y del estómago se desplace hacia las extremidades para huír de la amenaza. Dicho desplazamiento ralentiza la digestión, ocasionando el “sentir mariposas en el estómago”.

Pero la magia de esta sensación tiene una consecuencia interesante: las ganas de querer ir al baño. Sucede que el estómago reacciona liberando adrenalina, ocasionando la contracción de las paredes intestinales y la relajación del esfínter anal externo.

En realidad, la sensación es más parecida a un hormigueo, pero lo de las mariposas es más bonito para quienes están sugestionados por alguien especial.

Te puede interesar

¿Algo que comentar?

A %d blogueros les gusta esto: