fbpx
youtube-dross-viral-los-libros-malditosArtículos Libros 

Los libros malditos de la historia

¡A quién no le gusta lo prohibido! Una buena parte de mi colección de libros está dedicada a las obras que buscan contradecir o cuestionar lo socialmente aceptado.

El odio a la democracia, Yo, Comandante de Auschwitz y El libro negro de la humanidad son algunos de mis títulos favoritos, porque tengo la idea de que la mejor manera de aprender algo, cualquier cosa, es cuestionando la base de lo que la mayoría considera como estable, invariable y perpetuo. Digamos que es algo así como leer para joder, y joder para bien, porque así es como se potencian las ideas: mediante el conflicto con sus presuntas contradicciones.

Ahora, si de libros hablamos, hay toda una lista de libros malditos que han pasado a la historia por sus leyendas oscuras y mitos urbanos. La creencia de que hay conocimiento que solo debe ser accesible a unos pocos siempre ha interesado a los conspiranoicos e investigadores del folcklore.

Libros malditos según Dross

El canal de YouTube DrossRotzank hizo una interesante lista de libros malditos. En casi 20 minutos, Dross repasa la historia de cada publicación que ha sugestionado a la sociedad con ideas incómodas y hasta revolucionarias. La mayoría de estas obras, como es de esperarse, chocan directamente con la Iglesia.

Los otros libros

Además de las obras desarrolladas por Dross, hay otro montón de libros malditos que merecen la pena destacar. Uno de ellos es el Libro de Dzyan, el primer libro de la historia. Se cree que sus autores son seres que habitaron la Tierra antes de la aparición del hombre. Hay un rumor que apunta a que este libro está escondido en un monasterio del Tíbet.

Otra publicación es el El libro de Voynich, una obra escrita en una lengua desconocida. Según el portal de History, la Agencia Nacional de Seguridad estadounidense (NSA) intentó descifrar su contenido durante tres décadas y tampoco lo consiguió. El caso del profesor William Newbold, condecorado por descifrar mensajes alemanes durante la Primera Guerra Mundial, es el más voceado entre los conspiranoicos. Se dice que dedicó los últimos años de su vida a estudiar el manuscrito, pero fue perdiendo la cordura gradualmente hasta la muerte.

Te puede interesar

¿Algo que comentar?

A %d blogueros les gusta esto: