fbpx
twitter-viral-historia-cita-tinder-lectura-para-un-dia-de-mierda-viArtículos Lecturas para un día de mierda Reflexiones 

Lectura para un día de mierda (VI)

Volvemos al mundo de las citas. Esta historia no se lleva el título de la peor citas de Tinder, pero sí merece pasar a la posteridad en este humilde espacio. ¿La razón? Pues catarsis dura y pura, porque a veces uno se siente mejor sabiendo que alguien más sobrevivió a algo peor.

La historia pertenece a una amiga de la usuaria de Twitter @itssraych y fue publicada a fines de 2018. Si entras a la cuenta, hallarás la narración original en inglés. Aunque no hay mayor prueba de veracidad, pues solo existe el relato en sí, la anécdota pasó a viralizarse con un total de 29 mil ‘me gusta’ y 5 mil retuits.

Todo empieza con las coordinaciones de Bridget, la amiga de @itssraych, previas a la cita. El chico en cuestión le pide que se pusiera un vestido negro. “¡Qué romántico!”, pensó sin imaginarse el giro de la historia.

Él llega en su carro y se encuentra con Bridget. Ambos pasean por la ciudad hasta que el vehículo gira hacia un local bastante insólito para una primera cita.

“Y yo pienso que este lugar es extraño. Entonces, veo el cartel. Madre mía, el cartel decía ‘Crematorio'”, relató Bridget en un chat de WhatsApp.

El auto se detiene en la puerta. Bridget busca una explicación. Está asustada. “¿Te quedaste sin gasolina?”, le pregunta. El chico niega con la cabeza y se limita a decir: “Solo necesitaba a alguien que viniera a esto conmigo y pensé que si te lo hubiera dicho, no habrías venido”.

Bridget baja del coche e ingresa al local. Trata de entender toda la situación y se entera que es el funeral de la abuela. La pena en el velorio fue tan conmovedora que Bridget se quedó por respeto ajeno.

“Había mucha gente llorando y yo pensé que no me podía ir así, sería una gran zorra sin sentimientos”, relató Bridget.

La pobre mujer, atrapada en una situación tan incómoda, sigue la corriente al chico hasta toparse con otra gran sorpresa.
“Esta es Emily”, dice el joven cada vez que presenta a Bridget a sus familiares. Ella sospecha lo ocurrido, pero nada se le viene a la cabeza. Al final, él le da una explicación.

“Resulta que su novia le había dejado hacía unas semanas y todos siempre estuvieron deseando conocerla. Fue así como él buscó a alguien que cubriera el hueco”, explicó Bridget.

No hay más por hacer. Bridget se queda hasta el final de la ceremonia y el chico la lleva después a su casa.

Imagino que nunca más se hablaron. Allí acaba la historia y no se sabe más de tan despreciable ser. Hay gente mala allí por las calles.

Te puede interesar

¿Algo que comentar?

A %d blogueros les gusta esto: