fbpx
Artículos Reflexiones 

Mujer usa Tinder a los 85 años y por qué esto dejará de ser noticia

Nunca es tarde para usar Tinder. La popular aplicación de citas cuenta con una legión millones de jóvenes y no tan jóvenes que disfrutan de la geolocalización para hallar a su “media naranja” o la aventura de una sola noche. Digamos que hay para todos los gustos.

Dentro de todos estos millones, hay un selecto grupo de veteranos que siempre es noticia debido a su introducción en las nuevas tecnologías del flirteo. No hay edad para divertirse, menos aún para estar solo habiendo tantas chances de ligar en la gran red.

La abuela de Tinder

Esto me lleva a la historia de Hattie Retroage, una anciana de 82 años y tres nietos, quien es usuaria de Tinder… y lo confiesa sin ningún tapujo. Por si te da la curiosidad, la señora Retroage busca pareja que sean menores de 50 años.

De acuerdo con la hija de Hattie, Rama, la señora Retroage tiene al menos tres citas por semanas. La actividad de su madre en la app de citas es algo que no le incomoda, ya que está ella está divorciada desde 1984.

Hattie Retroage
Hattie Retroage, de 82 años, usa Tinder para conseguir citas

La tiene clara

¿Pero qué busca Hattie en Tinder? Si se lo preguntas, te sorprenderá saber que su sinceridad está a flor de piel.

Nunca alguien joven me ha rechazado“, dice Hattie acerca de sus planes de buscar solo y exclusivamente noches de pasión. “Los hombres mayores no son expertos en dar orgasmos a las mujeres“.

El futuro

El caso de Hattie llama la atención por dos cosas: la soltura de una mujer de edad, quien fue criada en una sociedad más conservadora, y lo insólito de su experiencia en Tinder como para que sea noticia internacional.

Lo primero da cuenta de cómo hay excepciones a la regla respecto a los valores sociales de cada generación. Quizá ella sea una de las pocas personas que han actualizado su bagaje cultural y social para recurrir a una app de citas muy concurrida por adolescentes y adultos jóvenes. O también puede ser el caso que ella no tiene vergüenza de contarlo todo, mientras hay personas de su generación que prefiere el anonimato.

Acerca de lo insólito de la noticia, imagino que en un futuro será lo más común del mundo. Cuando mi generación, los nacidos a fines de la década 1980, llegue a los 80 años, Tinder aún seguirá siendo utilizado con la misma soltura que hoy en día. Claro que -para aquel entonces- quizá Tinder deje de ser “Tinder”, y nosotros ya estamos adaptados a satisfacer nuestras necesidades por la red.

Más temprano que tarde seremos todos unos Hattie y más, solo que ya no llamaremos la atención de la prensa, porque seremos el común. Hoy tan solo somos testigos del cambio, y cuando este se haga por completo, nos daremos cuenta cómo es que nos sorprendíamos por nada en el pasado.

Te puede interesar

¿Algo que comentar?

A %d blogueros les gusta esto: