fbpx
Amor Reflexiones Sexo 

Estar enamorado es como el secuestro

Así es, el mejor de los secuestros, claro está, pues cada parte de la pareja sufre una especie de síndrome de Estocolmo, reacción psicológica en la cual la víctima desarrolla una relación de complicidad y un fuerte vínculo afectivo con el secuestrador. Como escribí anteriormente sobre la estabilidad de las parejas vía autocensura, digamos que la libertad se reduce a experimentar con el sexo opuesto únicamente con una sola persona, evitando las infinitas experiencias restantes. Esta situación hace que haya un mínimo de responsabilidad que bien puede ser ignorada (entiéndase…

Leer más