Reflexiones 

Cuando cierras los ojos al correr

Anda, corre, vuela… Siempre pienso en esta frase cuando cierro los ojos al correr durante mis entrenamientos semanales. Por unos 30 ó 50 metros ando totalmente a ciegas sin miedo a tropezarme o chocar con alguien. Solo en esos 30 ó 50 metros siento que estoy viajando, que las piernas desaparecen, el piso desaparece y la mente se proyecta hacia la oscuridad, hacia la nada. El cuerpo se vuelve máquina, solo corres en automático y sientes cómo el aire te traspasa, cómo la piel se sensibiliza hasta un grado que…

Leer más