fbpx
Cuentos 

Las desopilantes aventuras de Ray Dhrama

Recuerdo el día que llegó este chiquito a mi tienda. Una cara de cojudo tenía. Llevaba unos lentes negros, algo gruesos para la carita que tiene y una ropa muy casual, parecía un bebé grande. ¡Toda una caricatura mal hecha! ¿Como me dice? Sí, claro que lo recuerdo. Creo que vino a mi local en busca de algo hace unos dos días, no recuerdo precisamente la hora, pero lo que me dijo sí que nunca lo olvidaré. Estaba paradito allí donde estás ahora, al otro lado de la reja, y…

Leer más