Reflexiones 

“Te vistes como pobre”

Recuerdo la vez que estaba arreglándome frente al espejo para irme a la universidad cuando mi padre sale de su dormitorio, me mira mientras se hacía el nudo de la corbata y me preguntó: “André, ¿por qué te vistes como pobre?”. Solo atiné a reírme, porque no supe qué contestarle. No creo que los pobres tengan un outfit determinado ni tampoco creo que todos se pongan de acuerdo como para crear un ‘poor style’. Solo atiné a decirle que hacía frío, por eso tenía una polera debajo de mi chaqueta…

Leer más
Reflexiones 

El antiintelectual

Uno de los problemas con la democracia es creer que la opinión de todos los ciudadanos es igual de importante. Pensar así resulta perjudicial si anhelamos un gobierno administrado por una ciudadanía ilustrada, porque no habría un reconocimiento a las competencias de la autoridad ni representatividad de los intelectuales entre los ciudadanos de a pie. Dicha situación podemos verla todos los días en Perú. A pesar de los argumentos de un sinfín de intelectuales, la ciudadanía aún vota por los mismos corruptos e incompetentes de siempre para el Congreso. ¿Pero…

Leer más
Reflexiones 

El embargo estadounidense y yo…

El embargo estadounidense contra Cuba, aunque sea un tema sumamente político, hace que uno aprecie ciertos aspectos de la vida cotidiana de los isleños. “El sueño de toda cubana es casarse con un extranjero y salir de esta isla”, me dijo la señorita que me proveía de ‘habanitos’ (puros de menor tamaño) en La Habana. Como la mayoría de cubanos me confundían por uno de ellos, el tema del embargo en el plano emocional resultó una experiencia asfixiante. Una llamada de solo dos minutos a Lima costaba cerca de 7…

Leer más
Reflexiones 

“Bienvenido a Chile, po”

Mis primeros días en Santiago de Chile los pasé en una casa chiquita de Maipú, gracias a la ayuda de una buena amiga. Ella me presentó a un vecino, algo viejito y muy bonachón, quien me da la mano para saludarme respectivamente y decirme lo que muchos conocidos parecen haber acordado desde que se fundó la nación: “Bienvenido a Chile, po”. La frase, por coyuntura internacional, vino acompañada con un “¡Chuta, nos quieres quitar nuestro mar!”. Luego se acabó la conversación con varias risas y otro apretón de manos. Cuando…

Leer más