Poesía 

Ojos contra la lluvia

Hay un momento de nada cuando te echas sobre la arena y sin temor a herirte los ojos, observas cómo el cielo cae sobre tu rostro en forma de pequeñas gotas de lluvia. Y te quedas así, inmóvil hasta notar que las nubes y el espacio están compuestos por pequeños átomos que logras observar con el rabillo del ojo. Y te quedas viendo como un tonto cómo de lo más profundo del espacio se orquestaron las condiciones perfectas para que cada gota de lluvia tenga un destino final sobre la…

Leer más