fbpx
cuento-corto-lo-que-nadie-se-imagina-40 Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 40

A veces me pregunto qué aburrida sería la vida si es que no hacemos aquello que por motivos de estabilidad emocional evitamos a toda costa. Poner el pecho donde apuntan los fusiles gratuitamente. Ser algo así como un mártir de la nada. Un mercenario que nadie contrata y aún así va a la guerra. A veces me pregunto… En qué mierda estaba pensando Menelao Hinostroza cuando decidió aparecer en el cumpleaños de Matilde Sánchez. Lo más insólito del asunto es que -por su bien- no debía ni siquiera haber aparecido…

Leer más
cuento-corto-lo-que-nadie-se-imagina-39-futbol Cuentos Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 39

Cómo olvidarme de aquel imposible. Hace algunos años, no menos de cinco ni más de diez, hubo una pichanga entre los chicos del barrio. Fue un minicampeonato, ya ni recuerdo cuántos jugaron, pero lo había organizado la Municipalidad de San Miguel. Hasta el alcalde fue para hablarnos de cómo el deporte ayuda a la juventud para que evite la mala vida… Tremendo cojudo, si supiera cuánto ‘drogo’ había por equipo. Felizmente no hubo antidoping, sino se cancelaba la huevada por walk-over. De hecho, esos tipos eran los que mejor jugaban……

Leer más
cuento-corto-ficcion-lo-que-nadie-se-imagina-38 Cuentos Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 38

Era un día de mierda cuando Camilo Ugarte entró a una tienda de electrodomésticos minutos antes de que cierre. “Quiero esos cuatro televisores”. Miró su reloj algo apurado. Aún no era de noche. Sabía que estaba con el tiempo en contra. No la pasaré solo… No la pasaré solo… No la pasaré solo… Mientras esperaba por la entrega de su orden, Camilo ordenó un taxi con dirección a su pequeño departamento en Lince. Camilo sonrió al ver que la unidad llegó al mismo tiempo que sus televisores estaban listos para…

Leer más
cuento-corto-lo-que-nadie-se-imagina-36 Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 36

Una noche cualquiera después del trabajo me topé con un ser mitológico. Se trata del encargado de pegar estos anuncios de ‘Masajes eróticos’, ‘Préstamo inmediato’ y ‘Atraso menstrual’ en el suelo de las calles del Centro de Lima; alguien que únicamente sabemos de su existencia por su trabajo, pero que nunca lo hemos visto en plena ejecución de su labor publicitaria. Estaba por cruzar la vereda para ingresar a Jirón Carabaya cuando hicimos contacto visual. La calle estaba vacía, así que era imposible disimular mi curiosidad. Él se levantó tras…

Leer más
cuento-corto-lo-que-nadie-se-imagina-33 Amor Cuentos 

Lo que nadie se imagina 33

Una tarde cualquiera en la esquina donde todas las cosas pasan… -Hola. Tiempo que no te veo… Mierda, ¿por qué chucha apareciste? Justo cuando el día estaba tranquilo. -Hola, pues sí. Tú sabes, continuando con mi vida… ¿Que no me ves? Si como cojudo apareces en toda la gente que ve mis Stories en Instagram. -Me alegro, en serio… La verdad es que no. Me enteré que te metiste con un imbécil. -Pues sí, todo anda sobre ruedas… Si supieras que me metí con un pobre imbécil. -¿Cómo anda la…

Leer más
lo que nadie se imagina 29 Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 29

La noche por Barranco era tan fría que congelaba el pecho, el corazón clausurado por despecho, por el desamor. Los amigos que miran ávidos a las chicas no eran correspondidos: se querían largar del boulevard al no sé donde, pero aseguraban que ese desconocimiento era más divertido que estar parado pasando frío. Ellos buscaban sexo fácil y divertido. “Un poco de letra, cojudo… algo que tu no sabes”, me dijo el Pepe Rioba, que consume la última hoja de marihuana para luego pisar el troncho. Lo miro absorto y no…

Leer más
Para eva del eden Reflexiones 

Para Eva del Edén

Mi debilidad son las rubias y yo aún no creo haber bailado con una. Es más, no solo bailar, sino también enseñarle a bailar salsa cuando yo soy pésimo haciéndolo. Y la cuestión es fácil de explicar, porque dicha rubia encantadora, pupila de mis pasos de baile inventados, no es peruana, sino checa. Su nombre es Eva, nunca supe su apellido, pero yo siempre la llamaba Eva del Edén, sea por el encanto de una mujer de novela, sea por la mujer de encanto de quien puedo hacer novela. Ella…

Leer más
Confesiones Cuentos 

Confesiones

Casi nunca las hago, porque me considero una persona directamente indirecta cuando quiero decir las cosas. Las maquillo, las hago un enigma para que el desentendimiento sera mi vía de escape a lo que pienso, a lo que quiero decir, pero que resulta ser hostil. Y bueno, qué decir, entonces. ¿A qué todo esto? Bueno, hay cosas de las que debo confesar que me desagradan. Es público, pienso, que quienes odio son los nazis, neonazis y protonazis. También odio los Nextel, los racistas y, mis favoritos, los cristianos. Los odio,…

Leer más
Apocalypse Now Cuentos 

Apocalypse Now

-Saigón… No sé dónde desperté, en qué cuarto de hotel barato en alegría, en qué zanja llena de vietnamitas muertos donde apesta la vida y se fecunda la muerte. Pues no sé si saldré de esta ciudad bombardeada de mierda, si el fusil armado de espinas degollarán al enemigo, en su corazón pétalo de rosa. Dónde ir… guerra hay más allá de la guerra; la paz, el tiempo suficiente para repensar un contraataque. ¿Qué más hacer que hacer nada? ¿Por qué sobrevivir en guerra si se muere por vivir? Quiero…

Leer más
El besucón de la avenida Arequipa Cuentos 

El besucón de la avenida Arequipa

Ramiro Zapata Morales, alias ‘El Besucón’, fue capturado por la policía la noche de ayer en Miraflores, luego de haber abordado a su última víctima en la cuadra 39 de la avenida Arequipa. Fue ella quien dio aviso a la policía tras haber sido violentada por Zapata quien -con arma en mano- se limitó a robarle un beso. “Vino hacia mí cuando estaba en el paradero. Puso el arma en mi espalda y me dijo que me quedara callada. En eso me ordena dar la vuelta y me dio un…

Leer más