Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 18

Nathallies viste santos en una vieja iglesia de su Puerto Rico. No es broma, en realidad tiene ese oficio. Lo curioso es que estaba soltera -pretendientes nunca le faltaron- cuando aceptó el singular trabajo de diseñar los trajes de las estatuas que adornan el santuario. Eso sí, ella no es muy religiosa que digamos, pero el ingreso extra cae excelente cada fin de mes. La chambita le duró un par de meses hasta que cierta tarde recibió un mensaje por WhatsApp. No daba crédito a lo que leía. Una vieja…

Leer más