fbpx
Reflexiones 

El niño que perdió su cerebro

En el Museo de las Bellas, ubicado en Santiago de Chile, recuerdo a un niño que no dejaba de gritar “¡Estoy buscando mi cerebro!” mientras caminaba por el recinto. Mi amiga Paula, o la Paula para no dejar mi chilenismo, no dejaba de reírse por la cómica escena, pues el menor caminaba como perdido entre las obras y unos “riñones” muy coloridos con mensajes que colgaban del techo. Sus palabras me hicieron pensar, pues realmente las obras me parecían tan extrañas y sin sentido aparente, algo que terminó por aturdir…

Leer más