fbpx
sealand-youtube-viral-paises-las-peripecias-de-la-nacion-mas-pequena-de-todasArtículos Reflexiones 

Sealand, las peripecias de la nación más pequeña de todas

Nunca es tarde para hacerse preguntas tan curiosas como las que idean los niños. Aunque creamos que lo sabemos todo, la realidad es que desconocemos muchos aspectos curiosos y sencillos de la cultura general. Siempre hay una vez en la que creemos saber la respuesta de algo sencillo hasta que nos damos cuenta que es todo lo contrario. Pretender saber algo es distinto a efectivamente saberlo.

Y una de esas cosas, pienso, es Sealand, el país más pequeño del mundo. Su historia es bastante curiosa, ya que es tan anecdótica como todas esas cosas que una micronación puede permitirse: títulos nobiliarios, pasaportes únicos en diseño y hasta la invasión de “piratas” en pleno Siglo XX.

El nombre oficial de esta micronación es Principado de Sealand. Su gobierno es una monarquía constitucional parlamentaria de carácter hereditario. Originalmente, el territorio de Sealand fue una plataforma marina de la Royal Navy británica, construida en 1942, en plena Segunda Guerra Mundial.

La mente maestra en la creación de Sealand fue Paddy Roy Bates, autoproclamado Su Alteza Real Príncipe Roy de Sealand. Y su reino se expande en un área habitable de 550 metros cuadrados.

La historia de Paddy Roy Bates es bastante romántica en el sentido que se apropió de una plataforma inhabitada por los militares para crear allí una estación de radio. Lo que parece un arranque de locura individual fue en realidad todo un proyecto familiar, pues la familia de Paddy viajó con él y es testigo de todas las circunstancias por las que atravesaron para la creación de Sealand.

El caso más pintoresco es la invasión que tuvo Sealand por parte de hippies cuando Paddy se hallaba de viaje. A su regreso, tuvo que tomar la posesión de su terreno mediante las armas, capturando así a los invasores. El incidente no pasó a mayores, pero resultó tan curioso que el gobierno de Alemania tuvo que enviar a un embajador para velar por la seguridad de los capturados.

Toda una historia que bien merece su película. Por mientras, nos queda disfrutar de este video compartido en YouTube muy bien realizado.

Foto: Flickr – Ryan Lackey. Bajo licencia de Creative Commons.

Te puede interesar

¿Algo que comentar?

A %d blogueros les gusta esto: