fbpx
psicologia-por-que-necesitamos-de-un-amor-platonicoArtículos Psicología 

Por qué necesitamos de un ‘amor platónico’

Cada generación tiene su amor platónico. Creo que el de mi época fue Britney Spears, pero digamos que eso es algo discutible, porque cada quien tiene sus gustos y la libertad de seguir a determinada personalidad según sus necesidades y exigencias. Quienes sí tienen la palabra en este tema aparentemente subjetivo son los profesionales de la mente.

Qué quiero ser

La idea más generalizada es que los amores platónicos de la sociedad actual es producto de las campañas de márketing, como si estas pudieran hacer que cualquier tipo pudiera un referente para toda una generación. La verdad es que las cosas no son tan así, sino que hay un componente que nos predispone según las circunstancias sociales e, incluso, históricas.

“Entre los retos de un adolescente está el aclarar quién es y quién quiere ser. Al principio de su vida lo hace a través de sus iguales y gente de su entorno, pero luego necesita una figura que le ayude a idealizar esas inquietudes y que le dé una visión más compleja, aunque embellecida, de la existencia diaria”, comentó el psicólogo Jaume Funes al portal Verne.

La pregunta ahora es cómo esa misma persona idealizada puede ser el mismo amor platónico de una generación, si es que hablamos de gustos individuales a personalidades específicas.

Xavier Pons, profesor de Psicología Social en la Universidad de Valencia, sostiene que “los humanos necesitamos vincularnos a criterios de vida colectivos, en mayor o menor medida. En la adolescencia, se buscan aquellos referentes que se ven como más cercanos al estilo de vida propio de esa etapa. Esas vinculaciones sociales tienen una función biológica”.

El proceso

La creación de un amor platónico no necesariamente está condicionada a las órdenes del mercado, sino que éste -en realidad- se adecúa a las necesidades.

“Primero se encuentra la necesidad vital y psicológica que los jóvenes tienen de adorar a alguien que proyecte una determinada imagen y estilo de vida que les genere cierto deseo y, luego, el mercado aprovecha esa necesidad para vender sus productos”, concluye Funes.

Te puede interesar

¿Algo que comentar?

A %d blogueros les gusta esto: