fbpx
psicologia-estres-lo-que-no-te-dicen-de-las-habitaciones-de-la-iraArtículos Psicología 

Lo que no te dicen de las “habitaciones de la ira”

Las “habitaciones de la ira” están ganando popularidad en redes sociales. La dinámica es bastante sencilla: ingresas a un espacio con algún instrumento -un mazo, una barra, un bate de béisbol, etc.- y destruyes todo lo que esté a tu alcance. Lo curioso es que la gente paga para esto entre 20 y 90 dólares, pues todo depende del lugar que vas a destruir y por cuánto tiempo.

El negocio de las “habitaciones de la ira” está siendo rentable en Estados Unidos, donde varias compañías se han dedicado de lleno a esta especie de catarsis inspirado en la cólera.

La noticia parece divertida, pero seamos aguafiestas y no creamos en todo lo que parece lógico, ya que psicólogos no somos como para identificar qué es bueno para la estabilidad emocional de las personas.

Aunque las “habitaciones de la ira” sirvan como espacio de relajación para los arranques de enojo de manera positiva, hay profesionales que advierten de lo vacío que es la dinámica en cuestión de cómo enfrentar la tensión cotidiana.

“Hemos llegado a un punto en la sociedad donde los adultos pagarán por tener una rabieta y no abiertamente, tratar de tener una conversación directa y compasiva con un compañero, un miembro de la familia [o] un amigo con quien estamos teniendo dificultades”, señaló Deborah J. Cohan, profesora asociada de sociología en la Universidad de Carolina del Sur (Estados Unidos) al canal Fox6now.

Ahora, no hay que ser aburridos con el tema. Bien es cierto que romper cosas para pretender “sentirse mejor” no es la solución a cómo nos enfrentamos a los problemas cotidianos. Solo se trata de un alivio a través del estrés, algo así como un ritual cuyo significado en romper cosas sea una manera de desatarse del orden con el que hemos crecido.

Imaginar que ahora tenemos que pagar para eso. Será acaso que no se nos tiene permitido ser destructivo en nuestro propio espacio como para alquilar otro y así acabar con todo lo que se te cruce. El capitalismo dentro del estrés causado por el capitalismo. Quién lo iría a pensar.

Te puede interesar

¿Algo que comentar?

A %d blogueros les gusta esto: