fbpx
psicologia-como-ser-emocionalmente-inteligente-segun-nueve-habitosArtículos Psicología 

Cómo ser emocionalmente inteligente según estos nueve hábitos

Somos seres que aprenden mediante la imitación. Si interiorizamos esta información lo suficiente, descubriremos entonces que nuestros hábitos no son originales, sino una copia de algo que nos identifica como sociedad.

Hablando de hábitos, si nos proponemos imitar lo que identifica a las personas emocionalmente inteligentes, ¿eso nos hace necesariamente así? ¿Podemos cambiar diametralmente nuestra manera de ser con tan solo adoptar nuestro comportamiento?

La inteligencia emocional

Probablemente sí, porque somos seres adaptables con una capacidad cognitiva flexible. El problema es cuando pretendemos hacer el cambio y nuestro entorno no halla la coincidencia entre lo que somos actualmente y lo que queremos ser. Nos “alienamos” para el resto cuando para nuestra psique se trata de una sofisticación de la personalidad.

Todo esto me llegó a partir de un artículo sobre los nueve hábitos de las personas emocionalmente inteligentes.

La inteligencia emocional refiere a las capacidades y habilidades psicológicas que implican el sentimiento, entendimiento, control y modificación de las emociones propias y ajenas.

Una persona emocionalmente inteligente es aquella capaz de gestionar satisfactoriamente las emociones para lograr resultados positivos en sus relaciones con los demás.

– Concepto.de

Hábitos de personas emocionalmente inteligentes

De acuerdo con una prueba de TalentSmart realizada a más de un millón de personas emocionalmente inteligentes, los hábitos de este tipo de gente son los siguientes:

1) Ser positivo y no dejarse llevar por el pesimismo generalizado de la sociedad moderna.

2) Usar un vocabulario emocionalmente sólido, así podrás expresar tus emociones sin caer en palabras vagas como “me siento mal”.

3) Ser asertivo en momentos difícil. Mantener la postura con amabilidad y empatía hace que evites personas tóxicas en el futuro.

4) Curiosidad por otras personas. Estar abierto a nuevas relaciones sociales hace que uno mismo se desarrolle e inspire en su día a día.

5) Reconciliarse con uno mismo al perdonar, pero no olvidar. El rencor genera estrés, así que mejor evitarlo sin olvidarse de quiénes pueden herirte.

6) No sentirse limitado cuando alguien opine sobre tu felicidad. La alegría es algo muy personal y no merece estar en el escrutinio público para aprobarla o desaprobarla a su antojo.

7) Darle un poco de alegría a las situaciones difíciles. El humor es clave para hacer que las cosas mejores, incluso cuando están grises en medio de la rutina.

8) Evita ofenderte con facilidad. No se trata de estar siempre a la defensiva, sino de tener la mente abierta a cómo la gente interactúa con nosotros.

9) No ser pesimista con uno mismo. A veces exageramos nuestros defectos y condicionamos la conducta, por lo que debemos ser justos incluso con los aspectos más sensibles de la personalidad.

Te puede interesar

¿Algo que comentar?

A %d blogueros les gusta esto: