fbpx
perro-gatos-mascotas-parejas-sueno-dormirArtículos Psicología 

Excelentes razones para dormir con un perro en vez de una persona

Dormir con alguien en la misma cama es un ritual bastante interesante. Puede que pases una mala noche, pero digamos que son las pequeñas delicias de la vida conyugal. Nada como despertarse con algo de saliva ajena sobre la mejilla, ¿verdad? Los resultados pueden ser muchos, algunos insufribles hasta que se transforman en anécdota.

Pero qué tal si echamos un poco de la ciencia para saber qué compañero de cama es ideal a la hora de entregarse a los brazos de Morfeo. Te sorprenderá saber cuál es el resultado final.

Amigos de cama

Christy Hoffman, doctora en Conducta Animal y profesora del Cansius College, analizó -mediante encuestas- lo hábitos de sueño de 962 mujeres de entre 18 y 69 años.

Las consultadas se dividieron en tres grupos principales según sus acompañantes de cama. Habían quienes comparten cama con al menos un perro, los que duermen con uno o más gatos y el resto que se echa junto a otro ser humano.

El resultado fue categórico: las personas prefieren dormir con sus perros que con otros seres humanos o sus gatos.

Descanso asegurado

Las conclusiones de Hoffman apuntan a que el motivo principal es un mejor descanso. Los encuestados precisan que los perros se mueven menos durante la noche, por lo que se reduce la probabilidad de despertarse a mitad de la noche.

Otra razón es que los canes se adaptan a los patrones de sueño de sus dueñas, algo que los gatos no hacen ni mucho menos los seres humanos. Esto ofrece cierta flexibilidad al amor, debido a que no depende del horario de su pareja y así puede dormir de largo sin interrupciones.

Una última razón es la seguridad. Los perros hacen a la vez de guardianes del sueño de sus amas, pues están siempre alertas a algún movimiento dentro del domicilio.

Te puede interesar

¿Algo que comentar?

A %d blogueros les gusta esto: