fbpx
peores-decisiones-historia-curiosidad-google-titanic-harry-potterArtículos Reflexiones 

Las peores decisiones de la historia

La vida se trata de decidir. Siento que la modernidad es una especie de nebulosa en la que se nos hace creer que somos capaces de todo en cualquier momento, pero no somos capaces de decidir, porque lo queremos todo y ya, en un preciso instante. Aunque la libertad de decisión sobre tu propia vida sea importante, lo cierto es que nos desespera elegir por la sensación de culpa que nos perdemos de algo, incluso de las cosas que ni tenemos idea.

¿Para qué tener la libertad plena y eterna si es que al elegir un proyecto para la vida se está reduciendo la libertad? Jean Paul Sartre bien lo dijo: la humanidad está condenada a ser libre.

Decidir. Hay que tener agallas para hacerlo, incluso cuando el tiempo nos eche en cara que las consecuencias no fueron la mejor. Lo importante es decidir, ese solo acto es resultado de un proceso circunstancial y, por ende, no merece ser juzgado con el pasar del tiempo cuando las cosas ya pasaron por su cauce. Qué fácil resulta, pues, sentenciar las acciones de nuestro pasado sin haber tenido ni una señal de lo que sucedería en el futuro.

Esto me lleva a pensar en las peores decisiones de la historia, porque -mal que bien- siempre cae adecuado un repaso por el pasado para saber que, de haber metido la pata, hubo quien la jodió peor.

Titanic

El capitán Edward John Smith ignoró las alertas de grandes icebergs en el viaje inaugural del famoso transatlántico en 1912. El final ya se lo saben todos gracias de Leonardo DiCaprio. 1513 muertos.

Adolf Hitler

El soldado británico Henry Tandey perdonó la vida a un joven Adolf Hitler durante la Primera Guerra Mundial, precisamente luego de que éste última resultara herido durante una batalla en Francia. Como ya saben, Hitler se transformó después en uno de los más grandes genocidas de la historia.

Decirle ‘no’ a Harry Potter

La conocida obra de JK Rowling fue rechazada por 12 editoras antes de ser publicada. Una vez en las estanterías, la saga recuadó más de 800 millones de euros en ganancias. ¿Qué será de esas compañías que fueron indiferentes con el potencial del joven mago?

Bichos raros

La discográfica Decca organizó en Inglaterra una audición en 1962 para descubrir un banda con potencial. Los ganadores fueron Brian Poole and the Tremeloes. ¿Oyeron alguna vez de ellos? Quizá no. De quienes sí has oído de todas maneras es de una de las agrupaciones que fue rechazada de la audición, nada menos que The Beatles.

No comprar Google

Larry Page y Sergey Brin, fundadores de Google, ofrecieron al consejero delegado de Excite, George Bell, la adquisición del buscador por un millón de dólares en 1999. Bell rechazó la oferta y la cifra bajó a 750 mil dólares. La negociación quedó en nada y ahora Google está valorada en más de 823 millones de dólares, considerando el total de sus servicios.

Cuestión de trenes

En una oportunidad, la compañía ferroviaria francesa SNCF adquirió nuevos trenes por 13 mil millones de euros. Grande fue la sorpresa cuando se dieron cuenta que los vehículos eran muy anchos para más de 1300 estaciones en toda la nación gala. Solucionar el error costó 50 millones de euros.

Poca fe

El cineasta Steven Spielberg ofreció la oportunidad a la chocolatería Mars para que aparezca en E.T. El extraterrestre. Hershey aprovechó la oportunidad y colocó a su producto Reese’s Pieces para que aparezca en la cinta. ¿El resultado? La venta de Reese’s Pieces aumentó en 65% durante el mes de estreno de E.T.

Te puede interesar

¿Algo que comentar?

A %d blogueros les gusta esto: