fbpx
netiqueta-internet-ok-palabra-poco-recomendable-chatsArtículos Psicología 

Por qué el “Ok” es una palabra poco recomendable para los chats

Debo admitir que soy pésimo con las etiquetas sociales, y parte de ese problema es creer que todos son conscientes de que estas son invenciones sociales. Claro que a veces hay que quedar bien y todo este discurso reactivo no tiene mayor argumento, debido a que debes adecuarte a ciertos lineamientos para entrar al mundo de los demás.

Ya ve uno si se la cree o no, pero es importante identificar esos códigos para no caer mal. No creas que esto sucede solo en la vida real. En Internet también se repite esta dinámica.

El OK de la muerte

El chat, así como todo espacio virtual en donde interaccionan personas, cuentan con netiquetas, es decir, un código de comportamiento para la evaluación de las relaciones sociales en Internet.

Una sencilla muestra es escribir algo en mayúsculas. “¿ME ENTIENDES?” es un mensaje que en un chat alguien entiende que el emisor está gritando. Cosas por el estilo.

Lo curioso es que el término “Ok” puede resultar contraproducente, tanto que un artículo del Huffington Post lo considera como la palabra que jamás deberías usar en los chats.

“Las respuestas cortas tienden a sonar más mordaces y las largas, más educadas (…) Al tener más palabras parece que le has dedicado un esfuerzo extra y es ese esfuerzo extra el que hace que suene más educado. Estos detalles sutiles son a menudo el material del que están hechas las impresiones sociales”, explica Gretchen McCulloch, lingüista de internet y autora del libro Because Internet.

¿Qué debo hacer entonces?

La verdad es que este detalle sirve para todo tipo de chat, incluso en los laborales. Una manera de qué hacer entonces ante lo que solo quieres dar tu aprobación es recurrir a frases como “Ok, vale” o “Ok, me parece adecuado”.

Suena una tontería, pero este detalle final brinda pistas del tono de la frase. En los chats virtuales, los emisores y los receptores no pueden ver el rostro del otro, por lo que hay espacio al error de interpretación.

Nada cuesta agregar un par de letras. Quién diría que en los tiempos actuales toda una impresión personal puede quedar tergiversada a golpes de teclado.

Te puede interesar

¿Algo que comentar?

A %d blogueros les gusta esto: