Artículos Reflexiones 

Cómo acercarse a un perro desconocido sin traumarse en el intento

A veces la gente se ríe de mí, porque a mi edad aún le tengo miedo a los perros. Pero no a cualquier can, sino solo aquellos cuyo tamaño pueden significar una amenaza en caso de ataque. Lo cierto es que les tengo bastante respeto y, de ser posible, cruzo la vereda para no incomodarlos. Pues no suelo tratar con perros desconocidos, salvo las mascotas de mis amigos y uno que otro que no resulte un peligro para mi integridad física.

Mi padre recuerda mejor que yo cómo es que nació este temor por los perros. Cuenta él que, cuando era pequeño, me acerqué a un perro para acariciarlo mientras este comía. Nadie advirtió de mi error hasta que el can ladró fuerte para alejarme y mordió la misma mano con la que pretendía hacerle cariño.

Vaya trauma. Ahora que ha pasado el tiempo, y gracias a Internet, creo estar al tanto de las cosas que uno debe hacer para no llevarse tan terrible experiencia. El veterinario Uri Burstyn fue entrevistado por el portal Mental Floss para detallar todas las cosas que debes recordar al acercarte a un perro que no conoces.

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=qJeLa0J_LtQ[/embedyt]

Burstyn dice que lo mejor es bajar al mismo nivel del perro al momento de aproximarse. Otra cosa a tener en cuenta es no acariciar su cabeza de buenas a primeras. Desde la perspectiva del can, este movimiento es muy agresivo, porque supone un gesto de dominación.

Ahora, el siguiente paso es hacer que el perro huela nuestros dedos. Trata de colocar los dedos recogidos hacia adentro por motivos de seguridad. En caso de ataque, así evitas que el hocico atrape tus dedos fácilmente.

Y es entonces cuando viene la prueba de fuego. La primera caricia debe ser en la parte inferior del morro -a la altura del mentón del perro-. Si este retrocede, es que no quiere interactuar contigo. En caso contrario, ten la confianza para acariciar los lados y el cuello.

¡Eso sí! Evita tocar las zonas vulnerables del can como la panza o las pezuñas. Por muy tierno que se vea, no todos los perros tienen el mismo humor ni la tolerancia hacia los seres humanos.

Todo esto parece muy técnico para algo tan natural, pero siempre es bueno saber un poco más de cómo es que nos relacionamos con estas estupendas mascotas.

Más cosas por leer...

One Thought to “Cómo acercarse a un perro desconocido sin traumarse en el intento”

  1. Winnie

    Le voy a contar una anécdota señor. Cuando yo era ñina también me acerqué a un perro mientras este comía muy rico, yo solo quería darle un besito ¿Qué cree que pasó? Pues el animalito me mordió la cara. «así pasa cuando sucede» :).

Leave a Comment