fbpx
'Los amantes de Teruel' y el beso que pudo salvar una vidaArtículos Reflexiones 

‘Los amantes de Teruel’ y el beso que pudo salvar una vida

La historiaLos amantes de Teruel‘ me conmovió desde el momento que vi la pintura de Antonio Muñoz Degrain en el Museo del Prado en Madrid. Desde entonces, ya hace más de dos años, siempre quise compartir el relato de un romance cuyo destino fue pactado por un beso que nunca sucedió.

Historia de ‘Los amantes de Teruel’

Cuenta la leyenda que en Teruel, actualmente una ciudad de la comunidad autónoma de Aragón, allá por el siglo XIII, Isabel de Segura y Diego de Marcilla se enamoraron profundamente un día cualquiera en el mercado.

Cómo habrá sido el amor entre ambos que Diego le confesó que deseaba tomarla por esposa. Isabel le correspondió con el mismo anhelo, pero le dijo que solo puede casarse con el consentimiento de sus padres.

A pesar de sus buenos sentimientos, Diego era pobre y no tenía propiedades como para convencer al padre de Isabel, quien era un rico mercader de Teruel. Diego, entonces, le dijo a su amada que lo espere por cinco años, tiempo suficiente para que él haga una fortuna y así hacerse digno de la aprobación del padre de Isabel. Ella aceptó.

Los amantes de Teruel
‘Los amantes de Teruel’, pintura de Juan García Martínez (Museo del Prado)

Diego pasó todo ese tiempo luchando en la Reconquista. Hizo una buena fortuna, pero las cosas no fueron tan fáciles para Isabel. Su padre insistió con que se case. Ya Isabel tenía 20 años y el tiempo que Diego solicitó estaba por concluir. Ella finalmente se convenció de que su amante estaba muerto y aceptó casarse con un rico pretendiente. El padre de Isabel no pudo estar más feliz.

Justo para el día de la boda, Diego aparece y logra entrar al dormitorio de los esposos sin ser visto. Él despierta suavemente a Isabel y le ruega: “Bésame, que me muero”. Ella respondió dolida: “Quiera Dios que yo falte a mi marido; por la pasión de Jesucristo os suplico que busquéis a otra, que de mí no hagáis cuenta, pues si a Dios no ha complacido, tampoco me complace a mí”.

Diego insiste: “Bésame, que me muero”. Isabel responde tajante: “No quiero”. Diego, entonces, cayó muerto sin más.

Isabel despierta al marido y le cuenta lo sucedido. El esposo le dice: “¡Oh, malvada! ¿Y por qué no lo has besado?”. Ella repuso: “Por no faltar a mi marido”. Él la felicita por su temple, pero estaba incómodo por la situación. “Si las gentes saben que aquí ha muerto, dirán que yo lo he matado y seré puesto en gran apuro”, advirtió.

Ambos planearon sacar el cadáver sin levantar la menor sospecha. Así fue como el cuerpo de Diego fue a parar en la iglesia del San Pedro, donde fue el velorio antes del entierro.

Isabel se sentía terrible por lo sucedido. El amante de su vida había muerto por no haber recibido un beso suyo. Dicho sentimiento de culpa hizo que ella se acercara al cuerpo de Diego para despedirse por siempre, y qué mejor manera que dándole ese beso que tanto pidió antes de morir.

Las monjas del santuario vieron toda la escena, pero algo extraño sucedía con Isabel: no se levantaba del lecho. Se acercaron y fue entonces cuando se dieron cuenta que ella había muerto también. El esposo, que pasó a ser viudo en ese instante, contó la historia de Diego e Isabel a todos los presentes y fue así como el pueblo decidió enterrar a la pareja juntos para siempre.

los amantes de teruel
Monumento dedicado a los amantes de Teruel. Fíjense en detalle de las manos. (Wikimedia Commons)

Lo más triste de todo esto es que el monumento funerario dedicado a esta historia tiene un detalle bastante impresionante: las manos de los amantes no se tocan, dando cuenta de un “casi amor” que nunca se concretó.

¿Se te hizo un nudo en la garganta? ‘Los amantes de Teruel‘ me hizo reflexionar sobre cómo es que lo más ridículo para alguien, como dar un simple beso, puede acabar siendo mortal. Ya una vez hablé de si es posible morirse de amor, y resulta que sí, por lo que debemos ser muy cuidadoso con las cosas que hacemos o podemos hacer. Un beso puede salvar una vida, literalmente.

Te puede interesar

¿Algo que comentar?

A %d blogueros les gusta esto: