fbpx
evolucion-de-las-emociones-tiempo-historia-edad-mediaArtículos Reflexiones 

Las emociones que han evolucionado con el paso del tiempo

Las emociones evolucionan al igual que nosotros. La humanidad no es constante con el paso del tiempo, por lo que resulta una falacia juzgar las emociones del pasado utilizando la razón del presente. Lo mismo sucederá en un par de décadas cuando nosotros, los muy open-mind, seamos tildados de conservadores.

El tiempo avanza y hay que adaptarse, incluso las emociones más íntimas, aquellas que creemos propias e inmutables del ser humano.

Sarah Chaney, experta del Centro para la Historia de la Emociones, fue entrevistada por la BBC Radio 3 para explicar cómo las emociones vienen siendo definidas constantemente con el paso del tiempo. Lo interesante es que brindó un par de ejemplos para reflexionar.

Acedía

La acedía era propio de los clérigos de la Edad Media. El término estaba asociado a “crisis espiritual y con la vida en un monasterio”. Puede traducirse como apatía o desgano, aunque lo más cercano es la “pereza”.

Frenesí

El frenesí es un caso similar. El término proviene de la Edad Media y “es como la ira, pero es más específica que la ira que entendemos hoy. Alguien que experimentaba frenesí se habría sentido muy agitado. Habría tenido ataques violentos de furia, y habría hecho pataletas y mucho ruido”. Hoy en día esto ya es impracticable, más aún que interiorizamos las emociones.

Melancolía

La melancolía del pasado no es la misma a la actual. “A comienzos del período moderno, se pensaba que la melancolía era una aflicción física que se caracterizaba por el temor”, explica la experta.

“Uno de los síntomas de la melancolía en ese entonces era el miedo. En algunos casos, la gente tenía terror de moverse porque pensaba que estaba hecha de cristal y se rompería”, agrega.

Nostalgia

Hace cientos de años, la nostalgia estaba relacionada con un mal físico. “Era una enfermedad del siglo XVIII de los marineros: algo que les pasaba cuando estaban muy lejos de su casa, y estaba vinculada al anhelo de regresar”, precisa.

Neurosis de guerra

La neurosis de guerra sí es algo causado por la misma humanidad en contra de la humanidad. “La gente que sufría neurosis de guerra tenía extraños espasmos y con frecuencia perdía la capacidad de ver y escuchar, pese a que no tenían ningún problema físico que se lo impidiera. Al principio de la guerra, se pensaba que estos síntomas se debían a que las explosiones les habían sacudido el cerebro”, señaló.

Hipocondría

La hipocondría, por su parte, era la versión masculina de la histeria en las mujeres. “Se creía que causaba cansancio, dolor y problemas digestivos. En los siglos XVII y XVIII, se pensaba que la hipocondría estaba ligada al bazo, pero más tarde se la asoció a los nervios”.

Demencia moral

Finalmente, tenemos algo llamado demencia moral. El significado más actual es “locura moral”, “porque por mucho tiempo la palabra ‘moral’ significaba ‘psicológica’, ‘emocional’ y también ‘moral’ en el sentido en el que usamos la palabra ahora”.

El término fue utilizado por el doctor James Cowles Prichard en 1835, y es un diagnóstico para las personas que actuaban de forma errática cuando no tenían un desorden mental. Un ejemplo de “demencia moral” es la cleptomanía en mujeres de la alta sociedad: no espera que ellas hagan algo así teniendo más recursos que el resto.

Te puede interesar

¿Algo que comentar?

A %d blogueros les gusta esto: