fbpx
coca-cola-botella-vidrio-plastico-psicologiaArtículos Psicología 

Por qué la Coca-Cola sabe mejor en una botella de vidrio

Coca-Cola es una bebida tan popular que puede generar algunos debates. Quizá ya te ha pasado. Algún amigo se acerca y te dice que dicha bebida burbujeante sabe mejor en un envase de vidrio que en los recipientes de plástico o aluminio, en el caso de las latas.

Lo divertido es que luego preguntas el porqué y nadie sabe dar una explicación científica. Aquí te daremos la respuesta para que no hagas el tonto y te quedes solo con el “pero haz la prueba, sabe diferente”.

No es la misma Coca-Cola

Un artículo publicado en MyRecipes explica tres razones por las cuales la Coca-Cola sabe mejor en un envase de vidrio.

  1. Las botellas plásticas y las latas de aluminio hacen que la carbonatación (proceso mediante el cual se introduce dióxido de carbono al agua) se pierda más rápido que en las botellas de vidrio. Esto marca la diferencia en la calidad del burbujeo, siendo el vidrio el mejor envase para disfrutar de Coca-Cola.
  2. El vidrio es ‘más limpio’ a diferencia que el plástico y el aluminio. Sucede que ambos elementos requieren de un proceso químico especial para el embotellado. Esto finalmente afecta al sabor de la bebida.
  3. El vidrio no cuenta con elementos químicos que cambien el sabor de la Coca-Cola. Según el portal Business Insider, “las botellas de vidrio son bastante básicas y no contienen ningún otro ingrediente químico aparte del vidrio, por lo que no hay nada en ellas que pueda cambiar el sabor“.

Vayamos más lejos

¿Sabías que los cubiertos pueden afectar el sabor de la comida? El yogur, por ejemplo, es más sabroso cuando se come con una cuchara blanca de plástico o el queso sabe más salado cuando se consume con cuchillo en vez de tenedor.

¡Suena loquísimo!, pero tiene una base científica que la Universidad de Oxford investigó en 2013.

La forma en la que experimentamos la comida es multisensorial. Están involucrados el gusto, la sensación de la comida en nuestra boca, el aroma y el deleite de nuestros ojos“, explican Charles Spence y Vanessa Harrar, líderes del equipo de trabajo, a BBC Mundo.

Antes incluso de poner un bocado dentro de la boca nuestro cerebro ya ha hecho un juicio de valor que afecta la experiencia como un todo“, añaden.

Te puede interesar

¿Algo que comentar?

A %d blogueros les gusta esto: