Cuentos Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 23

Orlando Silva juega con sus dedos mientras aguarda la respuesta de Consuelo Rojas, la mujer que justo hace cinco minutos acaba de recibir un peluche ridículamente grande como romántico en plena Avenida Abancay. Uno que otro curioso se acerca para ver el desenlace de la escena. El silencio incrementa la tensión en la mente del pobre Orlando. “Cómo chucha no fui un avestruz para enterrar mi cabeza”, se dice así mismo en su mente para calmar un poco las cosas. Ella abre la boca. Va a hablar… “Siempre te dije…

Leer más
Amor Cuentos Ficción Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 22

“¿Estás despierto? Hazme el favor de acompáñame al baño que está todo oscuro”. Galileo Souza sabía que no hacía falta estar despierto para acatar las órdenes de su galletita de chocolate, su bien amada Doña Meli, a tan altas horas de la madrugada, porque bastaba un minuto de silencio para que ella -con sus piernitas arrugadas pero potentes- lo empujaran hasta el suelo. O se despertaba a las buenas o lo despertaban a las malas, no había pierde. A pesar de que se trataba de un favor, a Doña Meli no se…

Leer más
Ficción Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 21

Conversación en Tinder (05/11/2017): Ella: ¿Cuándo nos vemos? Él: Este fin de semana estaría perfecto. Ella: Pues me parece perfecto, tengo tantas cositas por hacerte… Él: Cosas como… Ella: Cosas ricas. Él: Adelántame un poco para saber, pues. No me dejes con la intriga… Ella: Lo que se me antoja ahora tirar en la calle, ¡que nos vean haciéndolo! Eso y que me ates de las manos, que sea así tu esclava sexual y hagas lo que quieras conmigo. Podemos sumarle algo de música de fondo y también grabarnos para…

Leer más
Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 20

“¡Pero en qué mierda estabas pensando!”. Si Don Seferino hubiese recibido un sol por cada vez que escuchó esta frase, sin duda alguna sería el hombre más adinerado del Perú. De hecho, yo hubiese aportado como 367 soles a esa hipotética fortuna teniendo en cuenta que fui muy severo con él al darme cuenta de una historia tan romántica como cojuda. Pero eso depende… Siempre depende quién escucha las historias de alguien para juzgar las decisiones que solo se hacen una vez en la vida; decisiones que de alguna manera…

Leer más
Ficción Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 19

Fue divertido salir a caminar contigo esta tarde. La pasé muy bien, hablándote de mis cosas a lo largo de la avenida de siempre iluminada y vertiginosa. Lo mágico es que no me juzgabas por lo que te confesaba mientras te detenías en las vitrinas para revisar algún descuento. Siempre hacías lo mismo: encender un cigarro en cada cruce, revisar el móvil -no te preocupes, nunca me ofendió ese manía tuya ante mi presencia- y perder el tiempo en una que otra tienda de moda. Se te veía tan linda, con…

Leer más
Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 18

Nathallies viste santos en una vieja iglesia de su Puerto Rico. No es broma, en realidad tiene ese oficio. Lo curioso es que estaba soltera -pretendientes nunca le faltaron- cuando aceptó el singular trabajo de diseñar los trajes de las estatuas que adornan el santuario. Eso sí, ella no es muy religiosa que digamos, pero el ingreso extra cae excelente cada fin de mes. La chambita le duró un par de meses hasta que cierta tarde recibió un mensaje por WhatsApp. No daba crédito a lo que leía. Una vieja…

Leer más
Ficción Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 17

Aún recuerdo esa noche cuando ella me miró con unos ojos tan profundos como el misterio de su sonrisa. Era una noche de películas de terror. Ella había preparado desde la mañana todo tipo de bocadillos saludables. NADA de lo que estaba sobre la mesita de la sala pertenecía a alguna empresa. TODO era tan orgánico que debíamos comerlo esa misma noche, pues yo -ignorante en estos temas- pensaba que tanta frescura hacía que las botanas (trozos de queso elaborados con leche fresca de una vaca criada con amor, pecanas…

Leer más
Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 16

Barranco, 13 de abril de 2009 Menuda mierda en la que me metí. Cómo pude ser tan cojuda en salir con un tipejo como este. ¡Pero que es aburridísimo! ¡Nada comparado con lo que prometía en Tinder! Admito que en Internet somos otras personas, esa cagada corre a mi cuenta, pero -¡por el amor de Dios!- algo de piedad con este chico. Todo callado y encima tímido hasta el tuétano. Algo debo hacer. Aún es temprano y puedo recuperar mi noche del sábado. -Discúlpame, voy al baño… Bien. Ya me salí…

Leer más
Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 15

Una mañana revisaba el periódico cuando me topé con el siguiente aviso: “MOVIMIENTO ANARCOSINDICALISTA DE LOS CORAZONES FRÍOS busca nuevos miembros. ¿Interesado? Comunícate al 966316972”. Me dio mucha curiosidad. Cogí el teléfono y llamé con el afán de saber qué clase de locos eran. “Gracias por llamar al Movimiento Anarcosindicalista de los Corazones Fríos. Espere en línea a nuestra operadora”, dijo la contestadora. Esperé unos segundos hasta que la operadora tomó la llamada. Operadora: Buenas tardes, ¿en qué puedo ayudarle? Yo: Hola. Sí, leí su anuncio en el periódico y…

Leer más
Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 14

Federico Gómez observa desde el fondo de la iglesia cómo su amada -la mujer de su vida a sus 28 años- se entrega en cuerpo y alma a otro hombre ante Cristo crucificado y ante los ojos de Dios. “Si hay alguien que se oponga a este matrimonio que hable ahora o calle para siempre”, dice el cura por simple protocolo y sin prestar atención al público. “Esa vaina de que hacen chongo son cojudeces, nunca he visto nada en mi larga experiencia”, piensa divertido mientras suelta una ligera sonrisa.…

Leer más