fbpx
lo que nadie se imagina 29 Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 29

La noche por Barranco era tan fría que congelaba el pecho, el corazón clausurado por despecho, por el desamor. Los amigos que miran ávidos a las chicas no eran correspondidos: se querían largar del boulevard al no sé donde, pero aseguraban que ese desconocimiento era más divertido que estar parado pasando frío. Ellos buscaban sexo fácil y divertido. “Un poco de letra, cojudo… algo que tu no sabes”, me dijo el Pepe Rioba, que consume la última hoja de marihuana para luego pisar el troncho. Lo miro absorto y no…

Leer más
Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 28

-Pajaro de mierda… El señor Benítez presiona el freno a fondo de su auto, acciona el limpia parabrisas, su esposa grita hasta irritar al esposo logrando que él haga un silencio luego de insultar al pájaro que se estampó en su parabrisas en plena Costa Verde. Un pedazo del pico del ave se incrustó en el parabrisas, clavándola sin la posibilidad de retirarla y su cuerpo se balancea. Un giro brusco, el cuerpo del ave se mueve, se parte el pico, solo la cabeza del ave sigue incrustada… la señora…

Leer más
Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 27

Tendida sobre la cama, él deja caer su cuerpo encima de ella recordando las travesuras de cama del pasado. Ella se desviste apurada, comienza por la blusa arrancándose los botones para mostrar los senos a su amor. Él la mira con ojos hambrientos de ver la figura desnuda de su mujer luego de varias noches sin poder tocarla. Ellos se acomodan sobre la cama y ella tira la blusa blanca al suelo para entregarle el cuerpo a su amor. Él contempla los senos de su pareja mientras ella cierra los…

Leer más
Lo que nadie se imagina 26 Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 26

La tarde del verano pasaba sin causar sorpresa alguna para Joaquín Crédulo. No dejaba de ver el reloj para saber a qué hora su enamorada podría atender su llamada: temía interrumpirla para no causar su exabrupto. Joaquín miró el televisor y comenzó a hacer zapping por los canales de señal abierta. Prendió su computador para revisar su correo hotmail, pero mediante la página del Internet Explorer, porque si ingresaba al MSN en línea podría ser descubierto por su Gabriela, su enamorada. Resulta que un viernes por la noche, Joaquín conoció…

Leer más
lo que nadie se imagina 25 Cuentos Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 25

Tengo más de seis años viviendo solo con mi abuela y no me explico cómo mierda su pensión de jubilación le alcanzó para comprar un lujoso televisor LED, un par de aretes dorados marca Cartier y la inicial de un Kia Cerato. ¡Todo eso en el lapso de dos meses! Algo raro estaba pasando. Lástima que me enteré de la peor manera. La llamada Una vez le pregunté por curiosidad. Me dijo que se trataba de la herencia de una prima muy lejana. Tuve que creerle. Era su palabra contra…

Leer más
Cuentos Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 23

Orlando Silva juega con sus dedos mientras aguarda la respuesta de Consuelo Rojas, la mujer que justo hace cinco minutos acaba de recibir un peluche ridículamente grande como romántico en plena Avenida Abancay. Uno que otro curioso se acerca para ver el desenlace de la escena. El silencio incrementa la tensión en la mente del pobre Orlando. “Cómo chucha no fui un avestruz para enterrar mi cabeza”, se dice así mismo en su mente para calmar un poco las cosas. Ella abre la boca. Va a hablar… “Siempre te dije…

Leer más
Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 20

“¡Pero en qué mierda estabas pensando!”. Si Don Seferino hubiese recibido un sol por cada vez que escuchó esta frase, sin duda alguna sería el hombre más adinerado del Perú. De hecho, yo hubiese aportado como 367 soles a esa hipotética fortuna teniendo en cuenta que fui muy severo con él al darme cuenta de una historia tan romántica como cojuda. Pero eso depende… Siempre depende quién escucha las historias de alguien para juzgar las decisiones que solo se hacen una vez en la vida; decisiones que de alguna manera…

Leer más
Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 18

Nathallies viste santos en una vieja iglesia de su Puerto Rico. No es broma, en realidad tiene ese oficio. Lo curioso es que estaba soltera -pretendientes nunca le faltaron- cuando aceptó el singular trabajo de diseñar los trajes de las estatuas que adornan el santuario. Eso sí, ella no es muy religiosa que digamos, pero el ingreso extra cae excelente cada fin de mes. La chambita le duró un par de meses hasta que cierta tarde recibió un mensaje por WhatsApp. No daba crédito a lo que leía. Una vieja…

Leer más
Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 16

Barranco, 13 de abril de 2009 Menuda mierda en la que me metí. Cómo pude ser tan cojuda en salir con un tipejo como este. ¡Pero que es aburridísimo! ¡Nada comparado con lo que prometía en Tinder! Admito que en Internet somos otras personas, esa cagada corre a mi cuenta, pero -¡por el amor de Dios!- algo de piedad con este chico. Todo callado y encima tímido hasta el tuétano. Algo debo hacer. Aún es temprano y puedo recuperar mi noche del sábado. -Discúlpame, voy al baño… Bien. Ya me salí…

Leer más
Lo que nadie se imagina 

Lo que nadie se imagina 15

Una mañana revisaba el periódico cuando me topé con el siguiente aviso: “MOVIMIENTO ANARCOSINDICALISTA DE LOS CORAZONES FRÍOS busca nuevos miembros. ¿Interesado? Comunícate al 966316972”. Me dio mucha curiosidad. Cogí el teléfono y llamé con el afán de saber qué clase de locos eran. “Gracias por llamar al Movimiento Anarcosindicalista de los Corazones Fríos. Espere en línea a nuestra operadora”, dijo la contestadora. Esperé unos segundos hasta que la operadora tomó la llamada. Operadora: Buenas tardes, ¿en qué puedo ayudarle? Yo: Hola. Sí, leí su anuncio en el periódico y…

Leer más