fbpx
Amor Poesía 

Las noches pupila

Ahora que vivo entre cuatro paredes blancas, parece ya un recuerdo el sueño de haberte visto la última vez, desnuda a contraluz desde tantas ventanas y cada una con un sol distinto según las distintas horas de la mañana, de la tarde y del amor que se acurruca siempre de noche. Te cuento que aquí todo anda bien en la medida de lo posible. Aún me visitan mis seres queridos que ya casi ni me quieren, suelo tener citas con las agujas que cada vez me hacen doler menos el…

Leer más
Amor Poesía 

Por siempre

Quisiera sentir que de un solo intento soy capaz de aguardar en mi alma la inquietud de una vida ensueño, que de una sola vez tenga que redimirme a tus manos para besarte los pies, mirarte siempre debajo de la cintura para sentir que mi rostro se hunde en tu vientre y me cobijas en tu calor hasta desaparecer, hasta fusionarme en tu piel, tus músculos y sangre. Cómo -es lo que no sé- de un solo intento haber podido incrustarme en tu cabeza, justo entre los ojos, para que…

Leer más
Amor Poesía 

Cosquillas

Son pequeñas las cosquillas que de risa en risa y de carcajada en carcajada te hacen aparecer como una luz violenta sobre la razón de las emociones… Pequeñitas cosquillas que entre mis dedos aún sienten tus costillas, los lunares de noche llena en tu piel… Una piel de risa, de carcajada, de cosquillas que nos devuelven a la infancia, como dos niños que juegan a jugar a los besos de amor.

Leer más
Amor Reflexiones 

Golpes en el techo

No hay noche que no escuche golpes en el techo del departamento donde vivo en San Miguel. El ruido es medianamente considerable y siempre dura unos cuantos minutos entre las 9 y las 10 de la noche. Imaginé que estas cosas siempre ocurren en los departamentos, cuyas paredes y techos son cada vez más livianos. Con eso todo normal, pero me causaba intriga saber por qué todos los días el mismo ruido justamente a la misma hora y proveniente del mismo lugar, exactamente en el techo de mi dormitorio. Pensé…

Leer más
Amor Poesía 

Tenue soledad

Te absorbí a través de los labios, tu cicuta que me acorta la vida, que me enciende los sueños cuando aún sigo en la vigilia o me arrebata el aire del pecho mediante convulsiones poéticas. Dulce veneno eres para pudrirme por dentro tan poquita fuerza que se alimenta del recuerdo en una noche de fiesta. ¡Pero no puedo decirte basta! Que de mí has hecho un enfermo del síndrome de abstinencia, un mal con diagnóstico reservado para evitar que me visites cuando suplico tu asistencia. Que en silencio siento espasmos…

Leer más
Amor Poesía 

Criptonita

Quítame la piel para abrigarme en el calor que dejaste, en el aroma de recuerdos que saben a noche. Doparme así de las ansias, desvivirme hasta el desconocimiento… Y ya sin piel, desnudo de lógica hacer de la dermis mi capa de superhéroe para brincar entre sueños y confesarte, mi villana de mis cuentos, el secreto de mis debilidades, la criptonita que llevas en los labios, cuyas marcas son el aroma de recuerdos que saben a noche.

Leer más
Amor Poesía 

De alma rota

Ojalá tuviera el poder de traerte en un suspiro para no dejarte ir. Sacarte desde la respiración para hacerte parte de mí. Dividirme en dos, partirme el corazón, aparecerte de la nada y desde la nada tocarte atravesando mi piel. Ojala pudiera aparecerte como las ilusiones perdidas, los sueños inacabados… como las manos tendidas que acarician el vacío que dejaste en vida. Ojala se calmen las cosas, se tranquilice la brisa que alimenta una agonía con esperanza de un loco con alma rota.

Leer más
Amor Poesía 

Desde el silencio

Deseo pronunciarte lo que escribo desde mi silencio para no ocultarme de las convenciones que limitan esta inspiración que se me escapa de la boca como un aire frío nacido en mis entrañas.  Pero sé que correrás en la dirección contraria a la de mi aliento para evitar ilusiones frágiles de tan poca vida como mis suspiros disfrazados en tus bostezos.  Porque solo a escondidas y en silencio preparo mis nervios para mimetizar el misterio que me acoge con una realidad que acosa las sensaciones puras, pequeñitas y huérfanas. Porque…

Leer más