Así es reencontrarse con los muertos usando Realidad VirtualArtículos Reflexiones 

Así es reencontrarse con los muertos usando Realidad Virtual

Hace unos años escuché a un profesor decir que los ingenieros son capaces de crear todo, pero no tienen la creatividad suficiente para hacer cosas nuevas. A lo mucho pueden perfeccionar procesos, máquinas, sistemas, pero «salirse de la caja» es algo no tan fácil para quienes viven de la ciencia.

Imagino que algo así es lo que sucede con la realidad virtual, una herramienta que tiene miles de usos en la aeronáutica, la arquitectura… y también resulta útil para quienes han perdido a un ser querido.

El surcoreano Kim Jung-soo perdió a su esposa hace cuatro años tras una dura lucha contra el cáncer. La historia no parecía dar para más hasta que apareció el programa televisivo Te conocí, de la cadena MBC.

El espacio está dedicado al ‘reencuentro’ de parejas separadas por culpa de la tragedia. Como aún no inventan la manera de resucitar a los muertos, la producción acude a la realidad virtual para ganarse unos buenos puntos de rating.

El video que verás a continuación muestra a Kim Jung-soo (51) usando los lentes VR para tan esperado reencuentro con su esposa. Las lágrimas no se hicieron esperar. «¿Ya no tienes dolor?», preguntó Kim mientras trataba de entender que solo se trataba de una animación.

“La besaba cuando trabajaba, cuando comía, cuando veía televisión. Incluso cuando mi madre estaba enferma y perdió el cabello, mi padre le decía que era bonita y la cargaba”, reveló uno de las hijos de Kim.

El encuentro es emotivo y, sin duda, un alivio para quien trata de rehacer su vida. Me pregunto si alcanzaremos a configurar una inteligencia artificial según las características de un muerto. De este modo, no solo visualizas en 3D al fallecido, sino puedes establecer conversaciones con un programa que simulan la naturaleza cognitiva del ser humano.

¡Eso sería de locos! Imagino que ya existe la tecnología, o una muy cercana, solo sería cuestión de tiempo… y de alguien con mucha imaginación para atreverse a algo así.

Más cosas por leer...

Leave a Comment