fbpx
amor-de-tu-vida-ciencia-matematicas-hannah-fry-psicologiaAmor Artículos 

¿El “amor de tu vida” llega entre los 27 y 35 años? Los errores de este polémico estudio

Si la vida fuese tan simple como para que los matemáticos nos explicaran todo, incluso en los terrenos pantanosos del amor. Hace poco leí una noticia en la que “el amor verdadero llega a tu vida entre los 27 y 35 años”. Mejor veamos las cosas con calma, porque temo que esta conclusión puede ser precipitada.

¿Ciencia del amor?

La matemática Hannah Fry, autora del libro The Mathematics of Love, demostró en un estudio que el verdadero amor llega a nuestras vidas en un intervalo de edad muy definido.

En toda acción existe un punto ideal para maximizar los resultados o minimizar los daños, en el que debemos detenernos antes de pasar a la siguiente etapa. A esto se le conoce como la teoría de la parada óptima, y es la mezcla entre ser pacientes y estar alertas”, señaló.

El amor -continúa Fry- cuenta con patrones que pueden ser analizadas para predecir la actuación humana en la medida de lo posible. A esta conclusión se suma el desarrollo psicológico de las personas a través del tiempo.

Imaginemos que uno empieza a salir con personas a los 15 años y que nos queremos casar a los 35. Hay muchas parejas potenciales en ese tiempo“, precisó.

A esto se suma el proceso de selección que cada vez es más agudo mientras una persona va madurando con los años. “La regla, obviamente, es que una vez que te casas no puedes seguir buscando para ver ‘de qué te perdiste’. Las matemáticas dicen que lo que debes hacer con el primer 37 por ciento de tus citas es rechazarlas a todas como prospectos serios para el matrimonio. Y luego se debe elegir a la siguiente persona que llegue y sea mejor que las anteriores que rechazaste”, concluyó.

Los grises

El principal problema de lo postulado por Fry es que asume los resultados de su investigación matemática como una verdad absoluta sin considerar las demás ciencias que analizan el comportamiento humano.

Las matemáticas dicen que lo que debes hacer” es una prueba de alguien quien cree que las estadísticas están por encima de la psique de cada persona, así como del entorno social en la que esta se desarrolla.

Hallar al amor de tu vida entre los 27 y 35 años no tendría por qué sorprender si es que tenemos en cuenta que la situación profesional de las mujeres hacen que ahora consideren el matrimonio a una edad en la que creen haber alcanzado un pico profesional; es decir, justo en el mismo lapso que señala Fry.

Además, una cosa es haber hallado un intervalo de edad en la que la gente usualmente se casa y otra muy distinta es determinar que en el mismo lapso puedes “hallar al amor de tu vida”. El matrimonio viene perdiendo su valor como prueba de amor incondicional cuando la tendencia actual es más abierta y menos prejuiciosa contra con los divorcios.

Por último, lo que descubrió Fry es una tendencia de cómo las personas se relacionan emocionalmente a partir del análisis de casos pasados. Digamos que lo descubierto por Fry es una fotografía del momento, y una fotografía no es hoja de ruta para suponer que todas las personas seremos iguales a través del tiempo.

Pienso que lo mejor es leer entre líneas este tipo de información que viene siendo difundida irresponsablemente por los medios de comunicación, pues genera confusión e incluso estrés. ¿Acaso no piensan en las personas que tienen más de 35 años y que aún no encuentran al amor de sus vidas? Solo es cuestión de tener dos dedos de frente y saber cómo informar estos estudios sin encasillar a toda la humanidad en un juego de tendencias, números y matemáticas.

Te puede interesar

¿Algo que comentar?

A %d blogueros les gusta esto: