fbpx
El robo de una niña por Amazon que acabó siendo viral en TwitterArtículos 

El “robo” de juguetes por Amazon que acabó siendo una reflexión sobre la felicidad

Oscar Wilde dijo una vez que “el medio mejor para hacer buenos a los niños es hacerlos felices”. La frase resulta encantadora hasta que reflexionamos sobre la felicidad.

¿Qué es “ser feliz” hoy en día? ¿Es posible “hacer feliz” a alguien si es que no tenemos claro qué es la felicidad? Ciertamente que es complicado comprometerse a hacer algo con buenas intenciones cuando desconocemos las emociones que queremos compartir.

Pero qué tal si nos quedamos en el terreno de las buenas intenciones y de la lección que nos puede dar la inocencia de quien busca la felicidad a partir de los más sencillo e impensable. Suena bastante poético, pero resulta que así es la historia de la pequeña Kaitlin, de seis años, y el susto que le dio a sus padres.

Una anécdota muy cara

La madre de Kaitlin le dio permiso a su pequeña hija para que compre por su cumpleaños una muñeca Barbie en Amazon utilizando la cuenta familiar. Por ese motivo, ella no dudó en darle acceso nuevamente a la menor para que observe el estado de su pedido.

Lo que los padres nunca imaginaron fue que Kaitlin ordenó más juguetes y videojuegos hasta llegar a los US$350. La travesura de la menor recién fue descubierta cuando la orden de compra llegó al domicilio de Kaitlin con todos sus pedidos.

Fue la prima mayor de Kaitlin, Ria Diyaolu, quien compartió la foto del preciso instante en el que llegaron los juguetes por Amazon.

“Mi pequeña prima pidió juguetes por un valor de US$300 sin que mi tíos lo supieran. Esta es la imagen de cómo todos se enteraron”, reza el tuit.

 El desenlace

Luego de algunos días, Ria Diyaolu actualizó en Twitter la tierna historia que momentos antes se había viralizado en Internet.

“Kaitlin eligió donar todos los juguetes al hospital de niños donde ella estuvo durante una semana cuando era una bebé. Ella quiso darle una pequeña alegría a quienes no se sienten bien”, publicó Ria.

Las imágenes tienen casi 1500 corazones en Twitter, siendo una simpática anécdota sobre el descuido de los padres y la tarjeta bancaria en manos de una menor de edad.

Cosa curiosa

Los padres pudieron solicitar el reembolso del dinero por tratarse de una compra hecha por una menor de edad. Hemos visto casos parecidos en tiendas virtuales como Google y iTunes, donde los niños adquieren productos a través del sistema de micropagos.

En este caso en particular, la niña fue quien decidió qué hacer con los juguetes que compró en Amazon. Imagino que los padres conversaron con ella sobre lo sucedido hasta el punto de entender lo ocurrido. ¡Pero cómo habrá quedado la charla que hasta posa sonriente despojándose de su botín!

Sin duda una bonita noticia como para alegrar el día.

Te puede interesar

¿Algo que comentar?

A %d blogueros les gusta esto: