fbpx
Poesía 

Día de la mujer

Mi mejor amiga es una mujer

Mi amor platónico fue una mujer.

Mi mejor ex enamorada también lo fue.

Nací del vientre de mi madre, de una mujer.

Rosa de Lima, ni decir, una gran mujer.

Mi insomnio fue causado por una mujer.

Lloré una vez por el amor de una mujer.

Sonreí muchas veces más por una mujer.

Ayer me dio la hora una mujer.

La nostalgia tenía que ser femenina, es mujer.

Poesía fue parida por el desamor de una mujer.

Hice el amor con una mujer.

Esperé sin sentido por horas en una cita por una mujer.

Dormí abranzando la almohada pensado abrazar a una mujer.

Besé al viento pensando en los labios de una mujer.

Cedí una vez el asiento a una mujer.

Juana de Arco fue toda una mujer.

Mi abuela me engreía con chocolates, y es una mujer.

Rosas rojas, analogía directa de una hermosa mujer.

La vida es femenina, es una mujer.

Aprendí a bailar por el interés a una mujer.

La ñoñería es una consecuecia de la mujer.

Sentir la cama un desierto es culpa de una mujer.

Tartamudeo al hablarte, porque eres una mujer.

No hay hombres grandes sin una gran mujer.

La guerra de Troya fue causado por una mujer.

Sufro de esquizofrenia por una mujer.

No habrían celos si no fuera por una mujer.

Que aburrida sería la pintura sin una mujer.

Un mal necesario es una mujer.

Que interesante es ahora nuestros días
al despertar y al lado respirar las exhalaciones
de una mujer

Creo que todos los días son de la mujer, porque quién no pasa un día pensando tener a alguna de ellas al lado para matar las tardes, sin cometer delito al subordinarte a la soledad.

Foto: Image Catalog – Flickr. Dominio público.

Te puede interesar

¿Algo que comentar?

A %d blogueros les gusta esto: